Rumbo, alineación y compromiso

La lista de “lo que hace a un buen líder”, además de ser larga, parece como si se hubiera llenado de todas las cualidades humanas positivas, convertidas luego en un requisito para un liderazgo efectivo. Es hora de apretar el freno y adoptar un enfoque diferente, porque el liderazgo no se trata de personas aisladas desplegando todas sus capacidades. Liderar es un proceso eminentemente social que permite a las personas trabajar juntas para lograr resultados que nunca podrían lograr trabajando individualmente.

Seguir leyendo “Rumbo, alineación y compromiso”

Abierto y transparente

Es auspiciosos y positivo creer, como jefe, gerente, referente y/o líder de algo, que la transparencia conduce a una relación más significativa con los colaboradores. Sin embargo, convencer a la gente de que confíe en usted tiende a ser más complejo cuando se tiene gran poder de decisión. Como jefe es posible que, entre otras cosas, deba realizar evaluaciones de desempeño, decidir si alguien merece un reconocimiento, así como la responsabilidad de contratar y despedir personas. La pregunta se impone: ¿los miembros de su equipo realmente se sienten capaces de ser abiertos y frontales con usted? ¿Les preocupa que decir o hacer algo que a usted no le guste pueda afectar su estabilidad laboral?

Seguir leyendo “Abierto y transparente”

Gobernar en tiempos complejos (2)

En nuestra época las competencias escasas no son las de gestión sino las de liderazgo; un liderazgo capaz de impulsar y sostener las iniciativas de transformación necesarias para mantener en rumbo y en dirección próspera cualquier empresa u organización. Cuando el entorno se presenta incierto y volátil, como tiende a suceder con relativa frecuencia en la actualidad, la presencia de personas inspiradoras (con visión, mesura, temple y sensatez) resulta un aspecto central a la hora de ayudar a los miembros de un equipo a cambiar tanto su posición en el mundo como sus hábitos, habilitando así el camino para la transformación. Las personas realizan un esfuerzo extra cuando sus jefes, líderes, gerentes y/o referentes son inspiradores.  Seguir leyendo “Gobernar en tiempos complejos (2)”

Gobernar en tiempos complejos (1)

En tiempos complejos como los actuales el liderazgo se revela como un aspecto central en cualquier actividad humana. Gobernar algo en esta época volátil e incierta no es un asunto banal. Nuestro tiempo está demandando templanza, mesura y sensatez, como antídotos ante posturas radicales que fomentan la ansiedad, los temores y las divisiones. Gobernar o dirigir una organización, sea esta con o sin fines de lucro, tiene que ver tanto con pensar sistémicamente como ver a sus colaboradores (empleados) primero que nada como personas.

Seguir leyendo “Gobernar en tiempos complejos (1)”