Rumbo, alineación y compromiso

La lista de “lo que hace a un buen líder”, además de ser larga, parece como si se hubiera llenado de todas las cualidades humanas positivas, convertidas luego en un requisito para un liderazgo efectivo. Es hora de apretar el freno y adoptar un enfoque diferente, porque el liderazgo no se trata de personas aisladas desplegando todas sus capacidades. Liderar es un proceso eminentemente social que permite a las personas trabajar juntas para lograr resultados que nunca podrían lograr trabajando individualmente.

Seguir leyendo “Rumbo, alineación y compromiso”