Bases y pilares para la prosperidad

Es el edificio más representativo de toda Grecia y uno de los monumentos más importantes de esta antigua civilización. Fue erigido entre los años 447 y 438 a.C. en la parte más alta de Atenas, en la Acrópolis de la capital griega. Consagrado a la diosa Atenea Parthenos, el Partenón fue construido en mármol blanco y concebido para albergar la estatua de doce metros de altura de Atenea. Con unas dimensiones aproximadas de 70 metros de largo y 30 de ancho, está rodeado por columnas en todo su perímetro: 8 en las fachadas principales y 17 en las laterales. De estilo dórico, cada una de ellas mide 10,93 metros de alto y 1,91 de diámetro.

Seguir leyendo “Bases y pilares para la prosperidad”

A olvidarse de la línea recta

En nuestro trabajo con jefes, referente y/o líderes organizacionales que intentan resolver problemas difíciles, una de las lecciones más importantes que hemos aprendido es la que todos en alguna oportunidad hemos escuchado: las historias de las personas son diferentes. Esta no es una idea nueva, pero volvemos a ella una y otra vez porque seguimos encontrando personas que están tan comprometidas con sus propias historias que tienen problemas para apreciar y considerar las de los demás. Este no es un tema menor dado que sin poder reconocer múltiples perspectivas e intereses, la resolución de problemas tiende invariablemente a atascarse.

Seguir leyendo “A olvidarse de la línea recta”

Respeto, comunicación y responsabilidad

En cualquier organización el compromiso de las Personas (empleados) es un asunto central. Cualquier directivo, propietario, líder y/o referente no debe de anhelar otra cosa tanto como que las personas en la organización “tengan puesta la camiseta”. Para cultivar, desarrollar y vivir una cultura de compromiso el papel de los líderes, jefes y referentes es fundamental.

Seguir leyendo “Respeto, comunicación y responsabilidad”

Ciudadanos 1°, consumidores después

En plena lectura del libro El umbral de la eternidad, que cierra la Trilogía del siglo escrita por el genial escritor británico Ken Follet. 1989 es el año elegido por Follet para cerrar en su libro los acontecimientos de un siglo convulsionado como pocos. De acuerdo a los historiadores, el siglo XX terminó en 1989, año en que fue derrumbado el muro de Berlín y que simbolizó la caída (como fichas de dominó) de los regímenes comunistas en la Unión Soviética y numerosos países de Europa del Este.

Seguir leyendo “Ciudadanos 1°, consumidores después”